jueves, 12 de marzo de 2015

Primeros de año del 2014 (15)

Para mi regocijo
un nuevo despertar.
La casa
que andaba en penumbras
ahora iluminada
voces inocentes
las risas por doquier.
La masa frita
presentada y servida
bien cortada
pedazos
ni chicos, ni grandes.
Es el servicio
de alguien
feliz de su labor
siempre atento
al ser amado.
Una taza humeante
el placer
del buen café.
Cada bocado
delicioso
mi mente agradece
tu buena labor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario