jueves, 12 de marzo de 2015

Primeros de año del 2014 (15)

Para mi regocijo
un nuevo despertar.
La casa
que andaba en penumbras
ahora iluminada
voces inocentes
las risas por doquier.
La masa frita
presentada y servida
bien cortada
pedazos
ni chicos, ni grandes.
Es el servicio
de alguien
feliz de su labor
siempre atento
al ser amado.
Una taza humeante
el placer
del buen café.
Cada bocado
delicioso
mi mente agradece
tu buena labor.

Primeros de año del 2014 (14)

Es triste mi vida,
para seguir adelante
"cada día"
dependo de tí.
Tu forma; cambia,
tu color; cambia,
tu sabor; cambia,
tu olor; cambia...
pero lo que no cambia
que sin tí
no soy.
Eres mi agonia,
eres mi culpa,
eres mi yugo,
eres mi verdugo...
Sin poder apartarte
"cada día"
dependo de tí.

Primeros de año del 2014 (13)

Las veces
que me oiste
cuando te dije:
-¡te quiero, te amo!
nunca te mentí.
En cambio hoy
quisiera,
quisiera falsa,
ser sencilla,
plena,
hipócrita;
decirte algo,
algo dañino,
algo hiriente, 
algo que me tortura,
algo que en mí 
no existe.
Porque te quiero
porque te amo.

Primeros de año del 2014 (12)

Dame tu mano
siente mi peso
donde habita el calor.
Arrímate a mí
para solo sentir
la gran pena
la desgracia
de un tremendo dolor.
¡Hulle!
¡Vete!
¡Aléjate!
No ves que muero
constántemente,
es mi deseo.
Por eso
¡Hulle!
¡Vete!
¡Aléjate!
No mires mis ojos
¡mienten!
ya no habitan en ellos
la inocencia de mi infancia.  

Primeros de año del 2014 (11)

¿Quién cree conocerme?
¿tal vez tú?
¿pero cómo osas?
¡menudo tu atrevimiento!.
Ando todavía yo
en descubrimiento
de mi propio ser.
¿Quién soy? ¿y porqué?.
Vine a un mundo
una era equivocada
donde en los sueños
nadie puede vivir.
En cambio
osada de mí
camino un valle
repleto de tales.
Pues como infante
como lo que soy
nunca, nunca
despertaré.

Viernes 2 de Enero del 2015

Voy en el autobús. El día se me hace complicado aunque sé que merecerá la pena.
No he podido comprar el regalo para mi esposo en EL Alquian, así que tengo que ir a La Cañada. ¿Pero dónde?. Ayí hay muchas tiendas, ¡pero no conozco ninguna de electrónica!.
NO IMPORTA.
¡Ah! lo más importante hoy es el cumpleaños de mi princesa, ella está algo nerviosa; piensa que no hay regalos. ¡¡¡SORPRESA!!!



Hoy, jueves 12 de marzo del 2015.
Recuerdo que quería comprarle un MP4 a JAC (mi esposo), fue materialmente imposible, pero no importa, lo único que buscaba era que nuestra princesa no le hiciese aquella fatídica pregunta que me hizo a mí el día de Papá Noél, -¿a tí no te han traido nada verdad?. Y esa mirada que se le queda de pena porque no entiende que la navidad se ha convertido en algo materialista, sí es la verdad, nosotros intentamos vivirla desde el corazón pero no podemos evitar el materialismo.
Acabé comprándole un nuevo set de cuchillas de afeitar, (el último modelo).
Y hubo un maravilloso cumpleaños en familia con regalo incluido.

Jueves 1 de Enero del 2015

Nos hemos levantado tarde,
TODOS!!!.
Hoy hemos ido Al Parque de la Familia;
el día acompaña y como no, termino uniéndome al juego con mis hijos.
Ha sido genial, salvo que al final a JAC se le empieza a hacer un poco pesado y a los demás se nos hace corto.
Miro a mi hija, sentada en el Burguer King.
Todavía me gustaría ver el mercadillo navideño y el Belén gigante.
Ahora a disfrutar contigo de la comida basura princesa.

Miercoles 31 de Diciembre del 2014

A las 24:00 justo cuando empiezan a sonar las campanadas para entrar en el próximo año apago el cigarro que estoy fumando.
Propósito para el 2015, ¡no volver a fumar!.

miércoles, 11 de marzo de 2015

Primeros de año del 2014 (10)

Es tiempo
de descanso.
La casa
cae en el silencio.
 Es hora 
para el sueño
mi mente
se llena de jolgorio.
¿Dónde ando?
Escondida
Sumergida
Huida
Apartada
donde solo
caben mis dilaciones
y un hermoso:
¡no hay fin!.
Es tiempo de la espera,
esperar el mañana
para entonar
un nuevo cántico.

Primeros de año del 2014 (9)

Se oye tu llanto
llanto sin lágrimas
siempre
cada día
cuando tú lo decides.
¿Qué viene ahora?
me hierve la sangre
los pómulos
calientes,
la nuca
rígida,
los pies
tiemblan.
Nadie hace
todos observan.
Mas rápido
lo siento
late
es vida
es por tí.
Llamar la atención
no es solución.
 

Primeros de año del 2014 (8)

Lo primero que me sale 
cada vez que te veo
en estado pasivo:
es un grito.
Alzo la voz
tú me miras
-¡no me grites!.
Mientras tanto
en la lejanía
se escucha
-¿qué pasa?.
Entiendo mi acto,
me siento culpable.
¿Qué espero?.
Pido perdón.
Quisiera oprimir
fuerte
tan fuerte
ese grito furioso.
¡Quisiera!
¿Cuándo será?
 

Primeros de año del 2014 (7)

Oírle
y no precisamente 
en estado
de alegría
sino en constantes
lamentaciones.
Me crispa los nervios,
me acongoja,
me exalta,
me entristece,
me desespera.
No me inmuto.
Siento pena
pienso
si es que puedo
y decido;
que lo más correcto,
mi mejor decisión
inevitablemente
es:
guardar silencio.
 

Primeros de año del 2014 (6)

Temo a la muerte
pero hay momentos
en que la mente
no lo ve.
Son instantes
de angustia,
la ansiedad
se apodera
de tí.
La mente,
el corazón
y el alma
se vuelven
turbios.
Una lucha
tiene lugar
donde los rivales son:
los pensamientos
y los sentimientos.
Pero ella me da
la razón y la cordura;
una promesa lejana
que dicta así:
¡MANTENTE SIEMPRE CON VIDA!  

Primeros de año del 2014 (5)

La gente me desespera
todos opinan
todos deciden
todos critican
nadie es constructivo
todos saben
nadie valora.
¿Por quién empiezo?
por mi misma
¿Por quién acabo?
¡yo también!
Dar razones
es de insolentes
¿quién escucha?
¿quién te mira?
la observación
no es mi don.
Pero es una tentación
hablar al silencio
de palabras
que solo afloran
sobre papel.

Primeros de año del 2014 (4)

Tú creces
a medida
que yo menguo.
Moriré
y mi dulce hogar
estará teñido 
de tu verde,
estará bañado
de tu dulce savia.
Te cuido con esmero,
cada hoja que pierdes
es significado
de que el tiempo:
pasa.
¡Es curioso!
tu eres el reloj
de mi vejez.
Has visto,
oído,
vivido;
más que nadie
en mi dulce morada. 

Primeros de año del 2014 (3)

Mi vida transcurre
entre tejidos
libros y revistas;
el aroma del café
y el humo del tabaco.
No hay instante
de mi existencia
que no se viva 
con pasión.
Siempre buscando
la desaceleración
sobre todo
la de mi corazón.
Pero; entre tanto
mejetreje
entre tanto
que hacer?.
Lo más destacado
no es lo que hago
sino aquello
que tú me das,
esos momentos
que se viven 
y se guardan con pasión...

jueves, 5 de marzo de 2015

Hoy es el presente.

 Si, echo de menos a mis hijos durante la semana, pero al mismo tiempo debo ser consciente de las cosas que tengo en mis manos; ese tiempo debo disfrutar de mi hija y de mi esposo, el corazón está lastimado, lo reconozco, pero no tanto que la tristeza me impida  reír, jugar, pintar, dibujar, escuchar música, con ellos, con todos, y con mi princesa. A cada uno y a ella he dedicado momentos únicos, determinados, especiales, según sus necesidades. Preciosos instantes llenos de magia por las sonrisas o el brillo de las lágrimas, caricias del tacto de una pluma, abrazos de la fuerza de un oso, o simplemente cálidos y prolongados de esos que sientes el tacto de la mejilla como imán que no permite sino simplemente vivir el momento que por mucho que vuelva a suceder nunca será ese que te dice y dices:
- estoy aquí, te quiero.

 Mañana es viernes y vuelven a casa, las pruebas para saber si tengo un tumor; ¡no me las he hecho!.
El primer día que iba a hacerme una mamografía nos encontramos la clínica (que los viernes cerraba por la tarde), luego fuimos el lunes, fue decepcionante, me pedían receta, ¡una receta!. Salí a esperar a mi esposo el mundo se me había caído encima, pero levante el ánimo, aunque no quería saber nada de clínicas, ni de mamografías,..

¡Solo quiero saber que ese bulto en el pecho no es un tumor!.

 La tarde terminó con el descubrimiento de una clínica donde me harían todo tipo de pruebas: la mamografía, y no se que más en todo lo referente a zonas blandas del cuerpo, en fin, llamamos y concertamos una cita para el miércoles a las seis de la tarde.

No acudí, ayer por la mañana quería ir a urgencias en el hospital de la Seguridad Social. De camino a mi médico de cabecera me encontré con mi enfermera, (con todo lo que he pasado ha terminado convirtiéndose mas en una amiga). Le enseñé el bulto y tuvimos una charla, me escuchó, me contó, y me dio a tomar una decisión teniendo en cuenta la opinión de una amiga que bueno (eso queda entre nosotras).

El día 26 de este mes tengo que hacerme la mamografía en la Seguridad Social, es normal que tenga miedo, cualquier persona que está pendiente de que se le pueda diagnosticar un tumor lo tiene, pero no voy a precipitarme, no voy a ganar nada y si a perder mucho, hasta ese día podre seguir disfrutando tranquilamente de una familia que me ve "bien", pues no puedo eliminar mis otros problemas, si todo sale bien, ¡chapó!, si no, no me llaman como máximo hasta el 30, así pues, FELIZ CUMPLEAÑOS, mi queridísimo amor, el día 29 lo pasaremos en familia con alegría e ilusión. Después ...


Hoy he estado con mi psiquiatra, cada mes, dos meses como máximo me toca ir a verla, renovación de la medicación dentro de la tarjeta, algún cambio en la medicación, charlamos algo, ...no es con ella con quien me gusta hablar, es con mi psicólogo, (él si que me entiende, empatizamos mucho). Con respecto a la psiquiatra es mas, ¿una cuestión burocrática?. Sinceramente estoy cansada de las pastillas, es una de las cosas que peor llevo de mi enfermedad, aunque también es verdad que cuando moralmente estoy bien las tomo a rajatabla. Pero si, las odio.

Y por último, he decidido empezar una operación vikini, ¿se escribe así, no?.
Es la primera vez en mi vida que hago algo así, pero no se, quizás sean cosas de la edad...



miércoles, 4 de marzo de 2015

Primeros de año del 2014 (2)

¿Qué puedo decir?,
¿responsable de mis actos?,
¿afrontar lo que he hecho?;
¡basta de amenazas!;
vivo con miedo,
ni siquiera con temor.
¿Qué cuál sería mi mayor dolor?
no volver a verte,
si; a tí.
Tú eres,
mi gran amor
mi opresor.
Tú eres el dueño:
de mi corazón,
de mi amor,
de toda yo.
¡Basta ya!
es lo que suplico a Dios.
Día tras día
hora tras hora
minuto a minuto
solo siento opresión
me quema el pecho
me cuesta respirar
me estoy ahogando.

Primeros de año del 2014 (1)

Aflora el sentimiento.
El corazón
ese diamante que late
se pule con dolor
con amor.
Llega la noche
y con ella 
oscurece mi vida.
El día fue pasando 
entre sueños y bambolinas.
Pero mañana
al despertar
la sonrisa sucumbirá;
el aroma del café
bordará el amanecer.
De mi lecho
un solo acecho
pasarán las horas
y el tic-tac
retumba al compás.
Late mi corazón
la tristeza se difumina,
se difumina...

viernes, 20 de febrero de 2015

Desordenaré las lluvias.: Extenuante e infecundo amor

Desordenaré las lluvias.: Extenuante e infecundo amor

SABADO 09/06/2012

Es por la tarde, estamos en la playa, venimos a que los niños disfruten del mar y jueguen con las piedras o mejor dicho en las piedras.
Yo aún no me he metido ni un poquito en el agua, vengo con un viquini, una camisola semitransparente y un gorro.

Este año es diferente porque estoy enferma (físicamente hablando);estoy esperando que por fin la próxima semana el doctor Carmona me opere. Se trata de una coleoctomía, es decir, cortar el intestino grueso y empalmar uno de los cabos al costado izquierdo donde habrá un estoma por donde las heces irán a parar a una bolsa, el otro cabo del intestino quedará dentro en algún lugar localizable para poder cogerlo en caso de necesidad en un futuro.

No tengo miedo salvo por el echo de que tengo la impresión de que tal y como me dijeron el otro día mas que estar enferma lo que me han hechado es una maldición y para mí eso explicaría todo el empeoramiento repentino que estoy sufriendo; pero también es cierto que esa persona me consoló aclarándome que estoy encomendada a las manos de Dios que son más poderosas que las de satanás, quién frente a Dios no tiene nada que hacer.

Así que entraré fuerte en el quirófano y saldré viva, sana, como una rosa, buscando a mi amado, tal vez confundiéndolo con alguien vestido de verde, (no es la primera vez) por los efectos de la anestesia, anhelando su abrazo, su beso, su Te Quiero, porque no hay nadie más en este mundo que me haya demostrado un amor más sincero, más honesto, más puro y por eso lo amo y lo quiero sobre todas las cosas.

Y aunque mis hijos y mi niña son lo primero en esta vida, lo son por que los he parido, pero no puedo comparar lo que siento por ellos y ella, con lo que siento por mi esposo, pues si un hijo perdiere, tendría quien me levantare, más si a ese hombre la muerte acogiere, ya nada me queda. Tendré por quienes luchar, ¡si!, pero una vez vez alzaren el vuelo, espero, ruego, suplico, Dios  ten piedad y en apenas un instante llévame a la vera de ese Novio de la muerte fuere donde quiera que esté esperándome.

¡TODO EL MAL QUE NOS DESEES
A NOSOTROS 
RECAIGA SOBRE TI!

Padre nuestro que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre.
Venga a nosotros tu Reino,
hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo.
Danos hoy el Pan nuestro de cada día,
perdona nuestras ofensas,
así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación,
más líbranos del mal.
AMEN

jueves, 19 de febrero de 2015

¡ LA VERDAD Y NADA MAS !

Los primeros recuerdos que han quedado grabados en mi memoria datan a partir de los seis años.

Trato de alcanzar a mis padres. Es una pesadilla, es una utopía y así me convierto en una niña rebelde. Prendo fuego a una fábrica de productos químicos, me siento en una sillita delante de esta y observo como todo se desvanece en la nada, igual que mis sueños.
Lloro la ausencia de mis padres mientras arrugo entre las manos aquel único recuerdo de mi padre, un retrato.
Lo supe hace poco. Más, ni me acongojó ver aquella foto tan arrugada, ni sentí remordimiento alguno por lo sucedido con la fábrica. No recuerdo nada, simplemente quería saber y aquella mujer, mi tía (una bruja, es mala) que se hizo cargo de mí durante los años de ausencia de ellos terminó contándome la clase de niña que era.
Parece ser que esta señora acostumbraba sacarnos, todos los días, al parque.
Siempre bien limpitos, me bañaba la primera, pero yo corría y me metía debajo de los coches aparcados para llenarme de grasa, no quería verme limpia, así que finalmente tuvo que optar por bañarme la última, no solo por mi gamberrada sino porque no fui la única que terminó bajo los vehículos, siendo niños eso le hizo gracia a alguno mas que acabó imitándome aunque también obedeciendo cuando se le dijo que eso no se hacía, lo que no fue mi caso.

No recuerdo la vuelta de esos que son mis padres, no tengo ningún recuerdo.

Antes de su partida parece ser que mi padre se puso enfermo, el me habla, con mucho amor, de como yo le cuidaba, de que estaba a su lado, decía ser su enfermera. Esa época debió ser muy hermosa.

A su vuelta si recuerdo, pero según cuentan no desde el principio, ese padre que regresó imagino no era el que esperaba pues con seis años fue tanta mi insistencia de alejarme de ellos e irme a un internado que es ahí donde he vivido mi existencia hasta los trece años. Evidentemente iba a casa de vez en cuando pero nunca o casi nunca fue bonito, tanto es así que cuando ellos salían con el coche pasaba todo el tiempo apoyada en una ventana esperando para ver si a la vuelta tenían un accidente; nunca sucedió.

A los trece años cuando acabé la EGB y ya no podía permanecer mas en aquel que había sido mi hogar y tuve que regresar a casa las cosas no fueron fáciles, aunque supongo que en el mutuo silencio todos pusimos de nuestra parte, no hicieron falta las palabras.
No volví sola, cerraron el internado, mis hermanas, también venían a casa, y si alguien piensa que en ellas tendría en quien apoyarme, no hay mayor mentira, no conozco lugar mas roto que esa maldita casa. La guerra estaba servida y desde luego quería lo único que siempre he defendido, ¡la verdad y  nada mas!.

Viví tres años en aquel infierno, palizas por doquier. Si, un padre maltratador y una madre consentidora de tales. Quise matarlo, iba a hacerlo, preparé una buena cantidad de pastillas para  envenenarlo con el café; no funcionaría, me sentía frustrada, fingí una apendicitis y al menos salí unos días de ese lugar.

A los 16 años me escapé de casa, no una vez, sino varias, me pillaba, así que me llevé unas cuantas palizas. Finalmente lo logré encontré trabajo, no ha sido fácil, he tenido que volver en varias ocasiones, me da igual, he luchado, he ganado, ahora vivo mi vida, él está solo, ella está sola, se tienen mutuamente, pero simplemente se soportan. Mis hermanas y mi hermano están lejos, estamos lejos los unos de los otros, hemos huido todos de todos.

Los que tenemos hijos sabemos que estos no tienen la culpa mis hijos adoran a sus a sus abuelos, a sus primos, a sus tíos, así que por ellos he aprendido simplemente a estar presente.

  

jueves, 12 de febrero de 2015

HE DECIDIDO VIVIR


A finales del año 2009 la niña que vivía en mi vientre dejó de moverse.
Aquello me supuso una gran preocupación, ni siquiera las palabras del médico consiguieron tranquilizarme cuando este me dijo que su corazón latía con normalidad; mi instinto de madre me decía que algo no iba bien.


Todo sucedió muy deprisa. El 1/01/2010 sobre las 7:00 de la mañana tuve que levantarme para ir al baño, no eran ganas de orinar, estaba rodeada de un gran charco de agua. Desperté a mi esposo y no voy a dilatarme en los acontecimientos sobre como llegamos al hospital y todo el proceso sobre el parto, aunque si decir que fue muy hermoso, ya que mi bebé no nació en el conocido potro sino en la cama de la sala de dilatación donde me ofrecieron sacarla con mis propias manos y desde luego  no dude un instante.
La cuestión es que efectivamente no me equivocaba.
La niña se estaba muriendo!, y estaba luchando!.
Mi pequeña no se movía para resistir lo máximo pues el oxígeno, y el alimento que debían llegarle ya no alcanzaban apenas para que  aguantase hasta la fecha que le correspondía nacer. 
Vino al mundo un mes antes, el 2/01/2010. Fue un milagro y ya tiene 5 añitos.


Durante toda mi vida una vez y otra y otra, de tantas formas distintas he intentado suicidarme, he buscado la muerte, continuamente, le he gritado, la he odiado, porque sentía que era tan poca merecedora de amor que ni siquiera ella me quería llevar.


Perdida en la contemplación  de mi pecho donde tan instintivamente ya staba alimentándose del calostro, las matronas llamáronme la atención, querían enseñarme el cordón umbilical
Había un nudo!, había un nudo!   ese instante, ese nudo perfecto fuertemente atado, tan fuerte como la promesa que el succionar de sus labios pedía, como la promesa que mi recién nacida me arrancó




HACE 5 AÑOS QUE NO HE VUELTO A INTENTAR SUICIDARME